El acuerdo con el FMI generará un ajuste en el gasto público de las provincias

0
106

Aún no se firmó la carta de intención, pero aseguran que controlarán cuánto gasta cada provincia.

La semana que viene se firmará la letra chica del acuerdo entre Argentina y el FMI, esa parte que incluye la carta de intención, es decir, los lineamientos macroeconómicos que tendrá que llevar adelante la gestión de Macri para ser confiable para el organismo internacional.

El equipo económico de Nicolás Dujovne cree que el país deberá encaminarse hacia un nuevo consenso fiscal con las provincias, debido a una gran variedad de gastos que encara la Nación. Se revisarán obras de viviendas, escuelas, hospitales. Se busca que cada peso invertido sea usado correctamente.

El FMI será entonces un ordenador de la política económica. Para que lleguen los nuevos desembolsos -luego del que realizará el Fondo el 20 de este mes, de US$15.000 millones-, el Gobierno deberá pasar auditorías a base de la programación macro consensuada con el Fondo. El éxito de estas auditorías dependerá, en parte, de la predisposición de los gobernadores.

«Se viene un nuevo consenso fiscal. Habrá que analizar las responsabilidades de cada nivel de gobierno en cada jurisdicción», afirmaron ayer coordinadores del ministerio, en conferencia de prensa junto a Dujovne.

El Gobierno nacional aclaró que giró a las provincias más de $60.000 millones adicionales de lo presupuestado en materia de coparticipación. Más precisamente, según el Presupuesto vigente este año, entre enero y mayo, las provincias debían recibir $334.671.605, pero recibieron $394.964.317. Aseguran que ese monto creció cada mes.

La idea es que siga habiendo obras en cada distrito, más aún en tiempos de elecciones. Lo que se recortará, dicen cerca de Dujovne, es el gasto público. Planean incluir financiamiento privado en las inversiones del Estado para equiparar gastos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here