Fue una broma: Carrió ahora dice que es una broma el pedido a Mauricio Macri para que renuncie Germán Garavano

0
53

Ahora Elisa Carrió dijo que fue una “broma” el pedido a Mauricio Macri para que renuncie Germán Garavano. Y, ahora, también la líder de la Coalición Cívica (CC-ARI) avisó que “pospondrá” la presentación de juicio político contra el ministro de Justicia.

La diputada negó en Twitter lo que había afirmado en el lanzamiento de Argentina Exporta: “Yo no le pedí ni le voy a pedir la renuncia del ministro al Presidente. Lo que dije esta mañana fue una broma. No condiciono ni disputo autoridad”.

“En aras de distender esta situación voy a posponer por unos días la presentación del Juicio Político que ya hemos elaborado”, aseguró luego. El proyecto de resolución de Carrió contra Garavano llegaría entonces la próxima semana a la Cámara de Diputados.

De todas maneras, un sector del Gobierno hizo circular el supuesto escrito con el que la Coalición Cívica avanzará en unos días contra el ministro de Justicia. Un integrante de ese espacio, que pidió reserva de nombre, consideró “irresponsable” la difusión de esa versión, que “no era la final”.

Otro miembro del espacio, que tampoco quiso opinar abiertamente, ratificó que en los próximos días presentará el pedido de juicio político contra Garavano, pero que, “como señal de distensión”, no hará el viernes.

A Carrió le molestaron varias actitudes de Garavano: aceptar la renuncia de los jueces sin el debido proceso en el Consejo de la Magistratura, como la de Norberto Oyarbide, que ahora goza de una jubilación de $240 mil; y contratar a María del Carmen Falbo -exprocuradora general bonaerense-, que no investigó al exfiscal general de San Isidro, Julio Novo, procesado por encubrimiento de narcotraficantes en la provincia de Buenos Aires.

Pero, por sobre todas las cosas, el hecho que hizo enfurecer a Carrió y su círculo íntimo fue la posición del ministro de Justicia sobre las prisiones preventivas para políticos: “No es bueno que se pida la detención de un expresidente”.

La diputada, entonces, reaccionó: “Esos dichos son una vergüenza para la República y la división de poderes”. Ahora, dijo Carrió, esperará unos días para volver a la carga contra Garavano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here