Brasil clasificó sin sobresaltos

0
35

Lejos de la emoción que hubo en otras zonas, en el Grupo E se dio la lógica y Brasil terminó primero tras derrotar 2-0 a Serbia, mientras que Suiza empató 2-2 ante Costa Rica para quedarse con el segundo ticket a los octavos de final.

La eliminación de Alemania puso en la mira todos los encuentros de los candidatos a volver de Rusia con la Copa, pero el gigante verdeamarelho tuvo autoridad para aprovechar la ingenuidad serbia y consolidar su primer puesto en el grupo.

No fue arrollador, ni tuvo el jogo bonito de otros años. Incluso hubo pasajes en el segundo tiempo dónde pudo haber llegado el empate del equipo de los Balcanes, pero entre la impericia de los delanteros y la seguridad del arquero Alisson se materializó la victoria de los de Tité.

Para el análisis queda que a lo largo de esta primera fase jamás Brasil fue el equipo de Neymar, sino que más bien se repartieron el protagonismo entre los jugadores del Barcelona Coutinho y Paulinho. De cara a futuro será interesante ver si el crack del PSG puede dejar las dolencias atrás y levantar su nivel para volver a ser la manija de su selección o se conformará con ser un actor de reparto más dentro de un equipo que siempre da que hablar.

En lo inmediato Brasil deberá enfrentar a México sabiendo que quedó en la misma parte del cuadro que la Argentina, por lo que ambos equipos se enfrentarían en una hipotética semifinal si logran continuar pasando de instancia.

Por Julián D. Busso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here